Festejo por el Año Nuevo del Hemisferio Sur en La Reserva Natural de Pilar

El próximo sábado 22 de junio a partir de las 18 hs., en la Reserva Natural del Pilar se festejará el Nuevo Año, de acuerdo con la realidad astronómica. Se comenzará con una caminata nocturna y el festejo correspondiente. El evento es organizado por la Asociación Patrimonio Natural, entidad que gestiona la Reserva Natural del Pilar.

Compartimos fotos https://picasaweb.google.com/patrimonionatural/CaminataNoviembre

La Reserva Natural del Pilar se encuentra a menos de 2 km del casco urbano de la ciudad del Pilar y de la Panamericana (Ramal Pilar). Su acceso es muy fácil ya que hay asfalto hasta el ingreso a la misma y el colectivo 501 llega hasta allí, indica a Ex Fábrica Militar y parte del centro de Pilar. La Reserva se encuentra en la calle Argerich sin número, detrás de la ex Fábrica Militar, por ruta 25 camino a Escobar.

La celebración, consistirá en el encendido de las cuatro fogatas tradicionales de esta ceremonia. La Asociación Patrimonio Natural invita a toda la comunidad a participar y conocer un poco más de esta fecha tradicional de las culturas originarias del hemisferio sur, en el predio ubicado detrás de la ex Fábrica Militar con entrada libre y gratuita.

Para participar de la celebración, se solicita que las mujeres concurran con polleras (puede ser por arriba de la vestimenta diaria), prenda que representa la imagen de la Mujer para la Pachamama. Los que deseen pueden traer vianda para cenar en torno al fogón. Informes llamando al (02322) 667065 / 011-15-5730-2504 Sra. Graciela o por e-mail a info@patrimonionatural.org.ar

La celebración

La celebración se iniciará cuando las cuatro fogatas, ubicadas en cada uno de los puntos cardinales, ardan mientras que el sol se pone. Los fuegos quedarán encendidas hasta las 21 hs. momento en el que se juntará a todos los visitantes para que en grupo se reflexione acerca de la importancia de reivindicar estas fechas que son Patrimonio Natural y Cultural.

El sentido que tiene todo el ritual es recibir a la nueva temporada de producción de la tierra que nos provee de alimentos, o sea, el renacer de la naturaleza.
Acerca del Año Nuevo del Hemisferio Sur

Desde tiempos inmemoriales los pueblos originarios han identificado los equinoccios y solsticios, correspondientes a la trayectoria del Sol, examinando el comportamiento de su entorno natural. De acuerdo a esas observaciones, trazaron calendarios anuales que les permitieron llevar una convivencia armónica con la naturaleza. La profunda espiritualidad de los pueblos originarios está directamente relacionada con la naturaleza que es la que da la vida.

Fecha clave en esta concepción del mundo es el solsticio de invierno, que marca el inicio del nuevo ciclo de vida. En el hemisferio sur esto ocurre en el mes de junio, entre los días 20 y 24.

El solsticio de invierno es considerado por los pueblos nativos como un renacer. Es el período del año en que la naturaleza se renueva. Ha finalizado la época de cosecha y el descanso necesario de la tierra y está preparada para su nuevo tiempo de fertilidad. Se acerca la siembra. Pronto, los brotes emergerán desde la tierra, los animales cambiarán su pelaje y el agua de los ríos se nutrirá de lluvias y deshielos. Este momento es visualizado como el tiempo en que “El sol emprende su camino de regreso” a la Tierra. Regresa la luz y, con ella, la vida en todo su esplendor.

La víspera del solsticio es la noche más larga del año, luego de ese momento clave y durante los seis meses siguientes, las noches se acortan y los días se alargan. En el ambiente hay más luz disponible y con ello mayor abundancia.

Pero no sólo la naturaleza se renueva, también los seres humanos. Al saberse parte de la naturaleza, se espera establezcamos con ella relaciones de reciprocidad.

La importancia de esta relación primordial se expresa en la identidad social, cultural y religiosa de los pueblos originarios, siempre vinculada al culto de la naturaleza, a los elementos que la constituyen: el Sol (padre sol), la Tierra (madre tierra), los árboles como el Canelo o la Araucaria y los animales, todos sagrados en este mundo donde la vida es el mayor tesoro.

El Año Nuevo constituye un momento primordial en que ser humano y naturaleza pactan su vida en armonía, celebrando la ceremonia ritual del Año Nuevo o del inicio de un nuevo ciclo de vida.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Gacetillas. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s